June 3, 2017 Andrea Isabella Marín Dellepiane

Shaz Ruybal, impulsora de la artesanía ecuatoriana

La emprendedora de esta semana tuvo la oportunidad de conocer parte del mundo desde una mirada inocente, creció en un entorno multicultural con familiares de distintos acentos y tradiciones, y es que, desde pequeña las fronteras le han tendido la mano y la han convertido en una mujer de mirada firme.

Shazia Ruybal es ecuatoriana de nacimiento pero sus pasos izaron unas cuantas banderas. Durante su niñez vivió en 7 países diferentes, específicamente lugares de África y Latinoamérica, travesía que le invitó a manejar dos idiomas y a plantearse el futuro volando alto. Y fue así, cuando terminó el colegio en Ecuador, a los 17 años, Shaz se mudó a los Estados Unidos gracias a una beca que recibió para estudiar biología en la Universidad de Colorado.

Con título en mano, consigue un trabajo como investigadora en el laboratorio de la profesora Karen Day en la facultad de medicina de la New York University, motivo por el cual, llega a su próxima parada y se muda a Manhattan – New York.

Hoy, Shaz se encuentra en Melbourne, es estudiante candidata a PhD en genética, también es directora de “Ecuadorian Research and Entrepreneurship Network“, y la co-fundadora de “The Artisan Project”, ambas iniciativas íntimamente vinculadas con sus raíces. Pero, seguro te estarás preguntando ¿Qué pasó entre New York y Melbourne? ¿Cómo cruza hasta el otro lado del mundo? ¿Por qué? Nosotros dejamos que la propia Shaz te lo cuente:

 

¿Cómo llegas a Melbourne?

 “Gracias a mi mentora y jefa, la profesora Day, se me ofreció una oportunidad extraordinaria para continuar mi trabajo de investigación y realizar un PhD en la Universidad de Melbourne enfocada en la genética y epidemiología de la malaria. Por esa razón vine en febrero del 2014, llegué con la mente abierta, mucha disposición y lista para una nueva aventura en el país de los canguros y los koalas”.

 

Shaz Ruybal

Shaz Ruybal – Artisan Project

 

De la genética a la artesanía… ¿Cómo nace la idea de crear ‘The Artisan Project’?

“Creo que heredé de mi padre el interés por las ciencias, y de mi madre el interés por los asuntos sociales, de género y del empoderamiento de la mujer. De este modo, mi experiencia de vida en varios países, conviviendo con diferentes personas y costumbres me permitió ver cómo la artesanía es una parte integral de diferentes culturas, y es mediante este patrimonio cultural que se preserva y además se rescata la identidad cultural. Asimismo, tanto la artesanía, como la moda y el diseño de productos culturales son herramientas utilizadas globalmente para crear empleos, empoderar a los artesanos, a mujeres en especial, y sustentar/apoyar a la economía local. En Australia, el tema de la moda ética está más arraigado que en Latinoamérica, de hecho, la vida cotidiana aquí se centra en una total consideración del medio ambiente y una apreciación de cadenas de producción éticas y transparentes”.

Artisan Project

Artisan Project

 

Aquí  te encuentras con una ventana emergente…

“Exactamente, identificamos una gran oportunidad para que artesanos y artesanas ecuatorianas puedan acceder a un mercado donde se aprecie nuestras artesanías que son hechas a mano de manera ética, y donde también se pueda apreciar la historia que hay detrás de los productos, que se conozcan las manos y los rostros que realizan dichos productos. Así nace la idea de The Artisan Project, una empresa de moda ética que trabaja hombro a hombro con artesanos y artesanas indígenas en Ecuador”.

 

Son cuatro socias… ¿Cómo se conocieron?

“Sí, así es, soy una de cuatro co-fundadoras, mis socias son tres increíbles mujeres ecuatorianas. Nos conocimos aquí, pues todas estudiamos en la Universidad de Melbourne y compartimos el mismo interés por crear un emprendimiento con una visión social, que se dedique a impulsar la moda ética, y al mismo tiempo, crear un cambio social generando un impacto positivo en nuestro país. Y bueno, cuando decidimos armar esto fue realmente un momento cliché como dicen, básicamente nos reunimos, nos tomamos muchos cafecitos, y después de varias reuniones, conversaciones y motivadas por el desmedido amor que sentimos por nuestro país, fuimos construyendo la idea y haciendo nuestro sueño realidad”.

 

¿Qué fue lo que más les costó al empezar el proyecto?

“Lo que más nos costó fue el tema de la comunicación y coordinación, pues cuando realmente arrancamos con el proyecto, dos de las co-fundadoras habían retornado al Ecuador y dos seguíamos en Melbourne terminando nuestros estudios, y como te imaginarás ¡El cambio de hora es tenaz! Imagínate lo que es coordinar una reunión de equipo cuando la diferencia de horarios es de 15 horas (a veces hasta más) y encima, cuando por fin logramos agendar una reunión, no servía el Skype, pasó muchas veces. Adicionalmente al empezar nos costó coordinar los esfuerzos tanto en Ecuador formando colaboraciones con artesanos y el trabajo de la producción, así como en Australia enfocándonos en las ventas y en la promoción de nuestra marca”.

 

¿Cómo consiguieron el capital para iniciar tu negocio?

“Cada socia invirtió en el negocio. El capital se utilizó de diferentes maneras pues en Ecuador la inversión fue principalmente en productos mientras que en Australia la inversión se utilizó en temas de logística, legal o en mercados o festivales donde tuvimos un pop up. El capital también se utilizó en temas de comunicación, por ejemplo, nuestra página web, anuncios en redes sociales, etc”.

Artisan Project

Artisan Project

¿Como manejan la promoción de The Artisan Project?

 “Manejamos varios canales de comunicación incluyendo nuestra página web y tienda online. Tenemos una página en Facebook, donde también tenemos una tienda y se pueden comprar nuestros productos directamente desde ahí. Tenemos cuenta en Instagram, en Twitter y en YouTube, donde hemos subido vídeos contando las historias de los artesanos, también usamos Pinterest. Adicionalmente, hemos manejado una estrategia de relaciones públicas con el fin de dar a conocer nuestra marca. Promocionamos nuestros productos a través de pop ups en mercaditos y festivales, y a través de publicidad de boca en boca con el fin de promover nuestra tienda online. A muchos clientes les gusta ver los productos en persona antes de comprar, ver los materiales y es más probable que nos compren en base a una recomendación, por eso los pop ups nos ayudan muchísimo”.

 

También eres directora de Ecuadorian Research and Entrepreneurship Network ¿De qué va esta organización?

 Ecuadorian Research Entrepreneurship Network o la Red Ecuatoriana de Investigadores y Emprendedores, EREN, es una organización sin fines de lucro fundada en Melbourne que nació como un movimiento de los estudiantes ecuatorianos en Australia. Esta iniciativa tiene como objetivo conectar a investigadores y emprendedores ecuatorianos, muchas veces ambos, que buscan en su retorno al Ecuador contribuir con el desarrollo del país con proyectos de investigación y/o emprendimientos. Actualmente, ecuatorianos, tanto estudiantes como profesionales, en varios países alrededor del mundo forman parte de nuestra comunidad”.

“Como EREN ofrecemos una plataforma que conecta a investigadores y emprendedores ecuatorianos por todo el mundo y a través del cual se pueden fomentar colaboraciones y relaciones profesionales. Adicionalmente, difundimos ideas innovadoras y promovemos eventos de capacitación. Por ejemplo nuestro evento más reciente llamado ResBaz se llevó a cabo en Ecuador en colaboración con la Universidad de Melbourne con el fin de ofrecer una capacitación en herramientas digitales para mejorar el proceso investigativo. Esta fue la primera vez que se realizó este evento en español y segunda vez que se realiza en Latinoamérica”.

 

¿Ambos emprendimientos se complementan?

“Sí., curiosamente EREN y The Artisan Project se complementan de manera espectacular, pues The Artisan Project nació también en parte de este movimiento. Tres de las socias, al mismo tiempo, somos co-fundadoras de EREN y en cierta forma nuestra experiencia y capacitación a través de EREN nos inspiró a validar nuestra idea y lanzarnos a empezar nuestro emprendimiento”.

Mi consejo romántico, es que siempre te rodees de personas que crean en ti. Shaz Click To Tweet

Si pudieras empezar de nuevo… ¿Cambiarías algo?

 “La verdad creo que no. Quizás lo único sería empezar un poco antes con el equipo, pues el hecho de que estuvimos en diferentes países cuando realmente arrancamos con el negocio fue un reto. Pero en general me da mucha satisfacción el progreso de nuestro emprendimiento en tan solo un año y pico, y de ver cómo hemos crecido como equipo, como personas, como proyecto, y que además, hemos logrado apoyar a los artesanos y artesanas de nuestro país así como compartir y celebrar nuestra cultura con el mundo. Personalmente, me da satisfacción el haber logrado combinar tantos intereses que me apasionan y que me permiten contribuir a la ciencia, salud y aportar mi granito de arena para impulsar el desarrollo social de mi país”.

Shaz Ruybal

Shaz Ruybal

 

¿Qué consejos le darías a los emprendedores?           

“Mi consejo romántico, es que siempre te rodees de personas que crean en ti, que te apoyen y que te levanten cuando te sientes derrotado o derrotada, de hecho esto incluye a tu equipo de trabajo. No es fácil ser un emprendedor, y no es algo para todos, pero poder apoyarte en tu familia, en tus amigos y en tus socios es sumamente importante. Mi consejo práctico es aprender a priorizar tu tiempo. Como emprendedores nuestro tiempo siempre, siempre es limitado,-en cuanto a mí creo que eso nunca cambiará (risas)-.. No todo tendrá un retorno en nuestra inversión, y por eso debemos ser estratégicos en la manera que invertimos nuestro tiempo Click To Tweet para maximizar estos retornos , especialmente al inicio cuando tanto el tiempo como los fondos son casi siempre limitados”.

 

¿Te gustaría conocer más emprendedores como Shaz?

 

Siguiente
Anterior
Andrea Isabella Marín Dellepiane

Comunicadora social / Especialista audiovisual / Escritora

Tagged: ,