December 30, 2018 Andrea Isabella Marín Dellepiane

Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?

Ganas para iniciar un negocio tenemos todos, o al menos la mayoría. Excelentes ideas, sueños sin límites y la energía a millón nos dan el ánimo suficiente para poner en marcha nuestro proyecto, sin embargo, muchos  nos enfrentamos con un problema bastante común: la falta de recursos.

Y, es precisamente la carencia de recursos la que nos pone cuesta arriba la posibilidad de validar nuestro modelo de negocio y ver si nuestras expectativas se sostienen de alguna manera. Como bien sabemos, la idea es tener un negocio rentable y la metodología MVP nos ayuda a encontrar la luz en medio de tanta incertidumbre.

Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?
Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?

Primero… ¿Qué es MVP?

MVP es un acrónimo que viene del inglés Minimum Viable Product, un producto mínimo viable que permitirá validar una pequeña pero significativa parte de tu negocio. También podríamos considerarle una especie de primera muestra que llevaremos al mercado para descubrir las primeras reacciones de nuestros clientes.

NOTA: No confundamos MVP y Prototipo. Sus diferencias radican básicamente en dos preguntas relacionadas con los objetivos de cada una: Prototipo ¿Puedo construirlo? Y MVP ¿Me lo comprarían?

Es importante acudir a ella porque estas primeras pistas nos permitirán mejorar los detalles de nuestro producto y potenciarlo. Luego, porque la mayoría de los inversores te piden haber pasado por esta fase previamente y así poder mostrarles métricas argumentadas y sostenidas de tu idea (Estadísticas cuantitativas y cualitativas).

Como vemos, se trata de una etapa de aprendizaje validada y de mucho valor sobre nuestros clientes, y ¿Por qué no? También sobre nuestro producto.

Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?
Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?

Uno de los ejemplos que más nos gusta compartir es el de Zappos, la idea de Nick Swinmurn (el fundador de Zappos) era muy sencilla, vender zapatos online, sin embargo quería probar si su idea tenía sentido así que puso en marcha un experimento: habló con el propietario de una tienda de zapatos, fotografió algunos pares y los subió a una página web para venderlos, así que cada vez que le realizaban un pedido Nick iba a la zapatería y compraba los zapatos, los empaquetaba y los enviaba al cliente. Esta idea fue comprada por Amazon en 2009 a un precio de 1,2 billones de dólares.

Es de mencionar que el MVP generalmente está enfocado en los early adopters y clientes visionarios, y la razón es simple, suelen ser los clientes más tolerantes y dispuestos a proporcionar una retroalimentación o feedback que ayudarán a rellenar esos “huecos” en las bondades del producto.

Luego también debemos tener en cuenta que el tiempo de desarrollo de cada MVP puede ser diferente, esto dependerá del producto y del contexto que abrace a dicho producto.

Pero la mayor ventaja del MVP es que nos permite aprender y cambiar de dirección si es necesario. Recordemos que su principal objetivo es comprobar que efectivamente un producto está resolviendo la necesidad de un grupo pequeño, mediano o amplio de personas antes de invertir muchos recursos en el desarrollo.  Así que, la mecánica consiste en construir un primer prototipo para mostrarle a algunos clientes, y si observamos que nadie lo quiere, podemos corregir rápidamente y cambiar el rumbo sin invertir esfuerzo de más gracias al feedback continuo que se tiene.

Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?
Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?

¿Cómo construir un MVP?

Enfócate en las funcionalidades que consideres imprescindibles: uno de los errores más comunes es que el MVP suele parecerse mucho al producto final y esta no es la idea de la metodología. El emprendedor suele sentir miedo respecto a las primeras críticas así que intenta desarrollarlo casi a la perfección, invirtiendo más esfuerzo y dinero del estrictamente necesario y terminan perdiendo la posibilidad de invertir esos mismos recursos en las mejoras del MVP una vez obtenido el feedback.

Recuerda: el objetivo no es mostrar un producto perfecto, sino tantear su viabilidad a partir de las funciones principales, así que minimiza el tiempo del ciclo de decisión (Construir – Medir – Aprender) y repite dicho ciclo hasta obtener el producto que responderá a la necesidad del mercado o hasta determinar que se trata de un producto no viable.

Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?
Minimum Viable Product ¿Sabes cómo crearlo?

Crea una landing page: con el objetivo de hacer un test sobre el producto principal, suele ser una herramienta sencilla y económica que permite conocer si hay interés real por el producto. De igual modo, es recomendable grabar un vídeo sencillo que explique tu producto e incorporarla en dicha landing, así como también describir el producto a desarrollar con un formulario que el usuario pueda completar para “solicitar más información”.

Es común utilizar publicidad en Google, Facebook y otros medios para generar tráfico a esta página y ofrecer el producto. También podremos comprobar el interés con la cantidad de clics que se hagan en la oferta de compra. Ejemplo, si 0% de los visitantes hace clic en la publicación, se entiende que no hay razón para desarrollar el producto porque nadie se interesaría en él, así que se tendría que redefinirlo para encontrar las características que desea el mercado.

Flintstoning: o manualización, con el objetivo de comprobar si un cliente desea determinada funcionalidad pero sin necesidad de desarrollarla completamente. La estrategia de Flintstoning consiste en dar la apariencia de que algo se ejecuta de forma automatizada aunque detrás de escena se está ejecutando de forma manual. Curiosamente su nombre proviene de Los Picapiedra (The Flintstones) que hacían andar sus autos con los pies.   

Lanza e itera: De forma continua y rápida. Un ejemplo claro es PayPal, ellos empezaron como un servicio de transferencia de dinero entre PDAs y en poco tiempo descubrieron que la demanda era muy baja para este producto, sin embargo, al mismo tiempo notaron que la funcionalidad de transferir dinero por email atraía a múltiples usuarios y a partir de allí redefinieron.

¿Ya pensaste en cómo desarrollar tu primer MVP? ¡Cuéntanos todo!

Podemos ayudarte a desarrollar tu MVP. 

Contáctanos

Siguiente
Anterior
Andrea Isabella Marín Dellepiane

Comunicadora social / Especialista audiovisual / Escritora

Tagged: , ,